#CómoSalimosDeEsta

Roncagliolo

Publicado: 2012-03-23

Escucho por algún lar que nuestra aliada es Unasur y que debemos lealtad a la leal Argentina, sí a aquel país al que envíamos tropas en el 82 contra la arremetida inglesa y que años más tarde nos traicionó vendiéndole armas al Ecuador en pleno conflicto con nuestra entrañable y, por ratos, inefable patria.

Argentina hoy bloquea nuestros productos, su presidenta elude las disculpas por el pecado de Menem, que fue el de su Estado y nos empuja (con la colaboración de un inepto canciller) a echarle arena a nuestros verdadero aliado (al menos, comercial, dada la magnitud de sus inversiones). Por lo demás, Argentina no nos compra, nos vende y de nuestras arcas le destinamos dos mil millones de dólares anuales que alimentan su caja, mientras no recibimos sino desparpajos y quites.

Nuestra diplomacia iba en la línea correcta con Joselo García Belaunde y ningún arrebato, por demás idiota, comprometía nuestra posición en La Haya. Y no es que uno de los magistrados sea inglés y que por tal debamos preocuparnos, pero quien litiga se debe a las buenas maneras para nutrir el criterio de los jueces y denotar que nuestra diplomacia se guia por el buen tino y la corrección.

Roncagliolo, después de todo no tiene la culpa, la culpa es del gobernante que optó por disponer de malas piezas en ubicaciones estratégicas. Si una ginecóloga dirige nuestras relaciones con Francia ¿Qué podíamos esperar de una distribución del poder en el que la chacra y el compadrazgo son los criterios que sirven de línea a toda decisión?

¿Zapatero a tus zapatos? ¡Zapateros a la Cancillería!


Escrito por

El fantasma

Justiciero y franco.


Publicado en

Fantomas, el justiciero

Otro sitio más de Lamula.pe